El modelo de descentralización político-administrativo en Paraguay: ¿Qué ha pasado y hacia dónde va?

noviembre 17, 2020
MF Economía
El modelo de descentralización político-administrativo en Paraguay: ¿Qué ha pasado y hacia dónde va?

La pandemia obligó a todos los sectores, en general, a extremar medidas para enfrentar las situaciones adversas generadas por la crisis sanitaria. La prudencia económica y financiera fue una de las medidas implementadas por los diferentes actores. Sin embargo, la mencionada acción ha estado ausente en la discusión y planteamiento del Congreso Nacional donde, en los últimos meses, se ha originado la creación de nuevos distritos.

Este hecho ha reavivado la discusión sobre el funcionamiento de los gobiernos subnacionales en Paraguay bajo el modelo de la descentralización. La primera división administrativa en el país data del año 1906, cuando se establecen los departamentos y posteriormente los distritos. La división del territorio en unidades menores es natural, ya que los Estados pueden organizar y administrar sus respectivos territorios de mejor forma. Casi siempre, la gestión de los espacios más pequeños resultada más eficiente, por esta razón, los países se dividen, a efectos de una mejor gestión, en departamentos, estados o provincias y, posteriormente en unidades más pequeñas, los municipios o distritos.  

En las décadas del 60 y 70, la planificación era centralizada. De hecho, la Secretaría Técnica de Planificación (STP) era la encargada de hacer los planes para todo el país. Este modelo de institución era el mismo en toda Sudamérica. Pero en la década del 90, en la región y en el mundo, emergen con mayor fuerza, las ideas de descentralización, lo que impulsó a las sociedades civiles a ganar espacios y, sobre todo, a priorizar el desarrollo local. La consigna era que las comunidades debían ser partícipes de su propio desarrollo, por consiguiente, planificadoras de sus territorios. Ellos partiendo de la base del conocimiento intrínseco de sus realidades y poniendo en duda la capacidad del organismo centralizado.

Con la Constitución Nacional del año 1992, en Paraguay se descentralizan las funciones de planificación y ejecución de las políticas públicas. Éstas pasan a manos de las gobernaciones y principalmente, a los distritos. El aspecto político también jugó un importante rol, ya que las elecciones municipales se volvieron democráticas. Sin embargo, a la luz de los resultados de estos últimos 30 años de vida democrática, las municipalidades no siempre estuvieron a la altura de las crecientes demandas ciudadanas.

En las primeras dos décadas de la descentralización (1990 y 2000), las municipalidades no disponían de recursos suficientes para encarar las distintas obras y servicios, por tanto, no podían impulsar planes ni acciones que precisaban de recursos para implementarlos. La creación de los Royaltíes se configura en el principal empuje financiero para las gobernaciones y municipalidades. No obstante, la escasa capacidad de planificación, y sobre todo de implementación de lo planificado, fue y sigue siendo uno de los principales problemas en la gestión de los gobiernos subnacionales.


Más sobre Blogs


Escribe un comentario