Medidas socio- económicas y su impacto tras meses de desatarse la pandemia

junio 15, 2020
MF Economía
Medidas socio- económicas y su impacto tras meses de desatarse la pandemia

Desde que el coronavirus COVID-19 aterrizó en los países de América Latina, los estragos causados a nivel social y económico no han sido diferentes a los que ocasionó en los demás continentes. Para mitigar el impacto, los gobiernos de la región implementaron alrededor de 200 medidas económicas. De acuerdo con los datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) los tres tipos de auxilios se centraron en: proteger a los trabajadores, ayudar a las pequeñas y medianas empresas, y reducir el impacto en los sectores vulnerables.

Pese a los esfuerzos en materia de gestión y recursos, el daño es irreversible. El presidente ejecutivo del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), Luis Carranza, aseguró que “la recuperación económica en América Latina, tras la pandemia del coronavirus, será lenta y requerirá de reformas estructurales para fomentar el empleo formal y productivo”.

En un breve recorrido por las políticas públicas implementadas por países como Argentina y Brasil, se observa que las mismas apuntaron a la protección de la población en situación de vulnerabilidad, apoyo a los trabajadores y a las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES) en general.

En Argentina, el presidente Alberto Fernández emitió bonos como el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de 10.000 pesos para las familias de bajos recursos y dispuso un subsidio de 3.000 pesos por niño como parte de la Asignación Universal por Hijo, así como para jubilados y pensionados.

Con el objetivo de resguardar, en parte, los recursos públicos, el Gobierno argentino extendió las negociaciones de la deuda y el congelamiento de los pagos. Este hecho provocó en un “default selectivo” en Argentina. Otra medida para paliar el impacto de la pandemia estuvo vinculada al programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP). Mediante este programa, el Estado ayuda con el pago de los salarios a trabajadores del sector privado, especialmente las que laboran en pequeñas y medianas empresas.

En Brasil, las medidas no han sido tan diferentes. Peso a que el presidente Jair Bolsonaro ha minimizado los efectos de la pandemia, destinó importantes recursos para apoyar diversos programas. Entre ellos destaca el desembolso de US$ 36.000 millones a favor de los ministerios de Ciudadanía, Salud, Educación, Justicia, Derechos Humanos, y un fondo de US$ 2.000 millones para financiar acciones de incentivo empresarial e impedir de esa manera el aumento en los indicadores de desempleo.

Además, el Gobierno brasileño autorizó el pago de 600 reales para trabajadores informales y de bajos ingresos. También dispuso el anticipo en el segundo pago del aguinaldo para los pensionistas y la ampliación de los beneficios de la Bolsa Familia.

Otros países como Chile y Perú también han empujado importantes acciones para contener a su población y reducir el impacto en sus economías. Paraguay se ha destacado por su rápida acción en el aspecto sanitario y económico. Con medidas generales a tan solo días de los primeros dos casos confirmados de COVID-19 en el país, el Gobierno empujó una Ley de Emergencia Económica.

A dos meses de la implementación de los ejes contemplados en la normativa, los resultados han sido en muchos aspectos alentadores y en otros, están cargados grandes desafíos, especialmente en materia de gestión y eficacia.


Más sobre Blogs

La clase media en la pandemia del COVID-19

La clase media en la pandemia del COVID-19

La pandemia del COVID-19 dejará a América Latina y el Caribe con 57,6 millones de personas más en situaci&o ... Leer Más >>
Desescalada económica: Descripción, análisis y perspectivas

Desescalada económica: Descripción, análisis y perspectivas

El COVID-19 modificó el funcionamiento de todos los sectores económicos a escala mundial. A meses de declararse la ... Leer Más >>

Escribe un comentario